, , ,

Bailando con el bosque

Bailo en el bosque

La naturaleza me ofrece su música. Siento su ritmo.

La libertad del viento me invita a bailar.

Estoy en el sitio adecuado, en el momento preciso y la música del bosque me acompaña.

Sin casi darme cuenta cierro los ojos, mis pies piden libertad, me descalzo y comienzo a girar lentamente.

Abro los brazos, noto como se abren los poros de mi piel para recibir lo que el bosque me entrega.

Sonrío con placer. Entran por la boca sus aromas, mastico alimento para el alma, para el cuerpo.

Me relamo como un gato satisfecho, sigo girando, respiro profundamente y la risa brota acompasada con la música.

Carcajadas de alegría recorren mi cuerpo, el bosque me acepta.

La hierba, suave y húmeda, despierta mi alma dormida.

Sé quién soy, sé quién fui y aprendo qué seré.

Acepto la lección que el bosque me enseña, amor, apoyo y respeto.

Me recuesto sobre un árbol caído que vive en su unión con sus hermanos.

Descanso fundiendo mi luz con su luz.

Agradezco sus regalos.  Salgo del bosque cargada de aire, de música y de vida.

Quieres bailar con el bosque? Te animo ha hacerlo.

Quieres recibir escritos de este blog?    suscríbete a la Newsletter.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *